¿Porque algunas personas tienen agujeros en las orejas?

Existen diferentes tipos de malformaciones en las personas pero hay algunas que molestan más que otras, como el seno y quiste preauricular, también conocido con el nombre de hoyuelo, papiloma, trayecto fistuloso, etc. que es la malformación congénita común que se caracteriza por un nódulo que se encuentra ubicados en la parte adyacente al oido externo.

Algunas personas tienen orificios de nacimiento que son una malformación congénita o hereditaria que la medicina describió por primera vez en 1864.

Los orificios que se encuentran en la parte superior de las orejas son conocidos como seno preauricular que generalmente son marcas de nacimiento.

En la actualidad  muchas personas se preguntan a través de las redes sociales a que se debe este agujero en las orejas y como pueden hacer para disimularlo.

Según estudios científicos de genética estos orificios son una malformación congénita o puede ser hereditaria que fue descubierta por primera vez por científicos en el año 1864 cuando los estudiosos indicaron según análisis realizados que podría ser un vestigio de la evolución de las branquias de los peces, y la consecuencia que podría llegar a tener infecciones debido a esta malformidad.

Hay un porcentaje de personas que nacen con este tipo de orificios es muy poco, es decir aproximadamente el 1% de la población a nivel mundial, pero cabe aclarar que en África y en regiones donde abunda la pobreza esta malformación afecta entre un 4% y 10% de su población, es decir la frecuencia con la que se encuentra este tipo de malformación tiene que ver con las diferentes razas que existen alrededor del mundo, en algunas son más frecuentes que en otras si se hacen comparaciones se puede establecer que en los Estados Unidos es el 0,9 %, en Reino Unido se estima entre el 4 y el 10 % y en otras partes es mucho mayor como lo sostenemos en el párrafo anterior.

Según los estudiosos de este tema sostienen que se trata de características heredadas generalmente unilaterales pero también pueden ser bilaterales desde el 25 al 50% de los casos analizados.