Tratamientos naturales para el hígado graso

El hígado graso también conocido con el nombre de estenosis hepática es muy común hoy en día, es una condición irreversible y casi siempre desaparece cuando cambiamos de estilo de vida.

Tener hígado graso no es normal, no es grave, pero hay que hacerse controles regulares en el médico para controlar que todo esté en orden con respecto de los demás órganos.

Cuando se padece hígado graso por otra enfermedad subyacente, como la diabetes por ejemplo, podría llegar a ser perjudicial para la salud si su causa no es diagnosticada por eso se recomiendan controles.

¿Que es el hígado graso?

El hígado graso aparece cuando la grasa representa más de un porcentaje del peso del hígado.

Por lo general esta enfermedad se da en personas que tienen diabetes y tienen más de 50 años de edad.

La enfermedad se puede clasificar en dos tipos diferentes;  el hígado graso que es consecuencia de tomar alcohol en exceso, o el hígado graso que no es provocado por ese motivo.

  • Hígado graso por beber alcohol: el hígado se encuentra dañado por tomar alcohol en exceso, al no poder descomponer todas las grasas se va a cumulando. Lo bueno es que si el paciente deja de tomar alcohol, la condición de tener hígado graso desaparece después de cinco o seis meses de no beber alcohol. Pero aquellas personas que siguen tomando alcohol pasan de tener hígado graso a tener cirrosis.
  • Hígado graso no alcohólico; es una de las principales causas de cirrosis que existen, esta enfermedad donde el tejido sano del hígado se sustituye por el tejido cicatrizado, impide que el órgano funcione de la manera correcta. Una de las causas más comunes de esta enfermedad es la obesidad, o la diabetes tipo 2, tener el colesterol alto, los niveles de triglicéridos altos, etc.

Hígado Graso

Síntomas

Cuando la enfermedad del hígado  no es grave, no suele presentar ningún tipo de síntomas, pero si la enfermedad se encuentra en un estado avanzado, puede producir cansancio, fatiga, pérdida de peso, náuseas, confusión, o también dificultad para concentrarse.

 

Remedios caseros para el hígado graso

  • Dejar de beber alcohol; Si el problema del hígado graso es la bebida alcohólica, solamente con dejar de tomar bebidas que contengan alcohol la enfermedad se irá sola, lo único que se necesita es voluntad para hacerlo.
  • Perder peso;  muchísimos problemas de salud se mejoran tan sólo con perder peso, y el hígado graso también podría mejorar si adelgazamos. Se recomienda perder peso pero de una manera equilibrada, y ejercicios durante la semana. Lo que recomiendan los médicos es perder medio kilo por semana, como máximo un kilo.
  • Suplemento de cardo mariano; no existen suficientes estudios para comprobar que el cardo mariano funciona para tratar el hígado, pero hay muchos especialistas que sostienen que funciona porque aumenta la regeneración hepática y favorece a la descomposición de grasa que es provocada por la enfermedad de hígado graso. El cardo mariano es un suplemento que se puede conseguir en cualquier lugar, en las tiendas que venden cosas naturales, en las farmacias, locales comerciales, etc.
  • El jengibre; algunos nutricionistas sostienen que el jengibre podría ser bueno para los que tienen hígado graso porque tiene antioxidantes y ayuda a disminuir los triglicéridos. Se pueden hacer te con el jengibre, cortando dos cucharadas de la raíz en agua hirviendo y se deja reposar por unos minutos, también se come con las ensaladas.
  • El pomelo o la toronja; sirve para evitar la aparición de diabetes, y también se utiliza para tratar el hígado graso. El pomelo tiene naringenina que activa los químicos que son los responsables de oxidar los ácidos grasos. También ayuda a disminuir la grasa corporal.
  • Evitar alimentos que sean procesados o gaseosas, bebidas deportivas, comida chatarra.
  • Comer muchas frutas y vegetales.

Add a Comment

Add a Comment